El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
     
 
 
     
 
OpiniÓn
Una Historia de Lucha contra los Buitres de Siempre
Por Gabriel Mariotto


Tras su encuentro con Evo Morales, el vicegobernador Gabriel Mariotto reflejó en una editorial el destino de unidad de América Latina. “Pasado, presente y futuro común nos hermana”, subrayó.
No hay nada más concreto en América que su destino de unidad. Este continente que alguna vez se dividió en virreinatos, para luego lotearlo en países, negando sus naciones previas a la conquista, y escondiendo su condición de Patria Grande, es un lugar donde todo americano se siente en casa, más allá de los miles de kilómetros que lo separen de su terruño.  En estos días donde, por fin, los gobiernos se parecen a sus pueblos, la Unidad Americana ya no es el sueño de algunos poetas, ni el trabajo solitario de algunos patriotas, sino la certeza fáctica de un continente  que en su pasado, presente y futuro común nos hermana y nos señala el camino. Todo nos une, y cuando digo todo es exactamente todo. Nos unen nuestros bienes, nuestra cultura común, nuestras coplas, que cantadas por cuartetas octosilábicas se pueden escuchar en Venezuela por joropo, en Colombia por cumbia, en Perú por Marinera, en Bolivia por Huayno, en Argentina por Zamba, en Chile por Cueca y en Uruguay por milonga. Nos une el idioma, el castellano que quedó como un tesoro olvidado de la conquista mientras se llevaban el oro y la plata, pero también nos une las lenguas originarias. Que sabrá el porteño que dice no tener “guita”, que está usando una palabra quechua, que hace referencia a la bolsita que llevaban nuestros mayores mucho antes de la llegada de los europeos, para llevar las semillas que usaban a modo de moneda.>>

 
 
     
 
     
 
 
 
     
 
     
 
 
     
 
     
 
 
 
     
 
 
     
 
     
 
     
 
 
 
     
 
     
 
 
     
 
     
 
 
     
 
     
 
 
     
 
     
 
 
     
 
     
 
     
 
     
 
     
 
     
 
     
 
 
 
     
 
OpiniÓn
Perón y Evita en la pluma de Gabriel García Márquez
Lic. Pablo A. Vázquez



Y Gabo partió! Artículos periodísticos, cuentos y novelas dan cuenta de su genio y su gran aporte a las letras latinoamericanas a días de su fallecimiento. Nada de la realidad del continente quedo fuera de su mirada, ni siquiera la pareja presidencial argentina más famosa del siglo XX.
Indiscreciones de modistería, una nota de abril de 1951, trató sobre la calificación negativa de famosos modistos británicos sobre el vestuario de Rita Hayworth y Evita.
Al respecto satirizó que “A los numerosísimos admiradores de la Hayworth, a ella misma y, sobre todo, a su fabuloso marido el príncipe Ali Khan, seguramente le importará muy poco que un grupo de costureros haya resuelto considerar a Rita como una mujer recargada en el vestir. El presidente Perón, en cambio, por razones conocidas (?), no vacilará en tomar medidas para que los modistos cambien de opinión con respecto a la primera dama. Al presidente argentino le quedan dos caminos: o se pone de acuerdo con los modistos y renueva el ajuar de su esposa, o se pone en desacuerdo con ellos y rompe relaciones con el mundo de las tijeras profesionales”.
Ironía con prejuicio, al margen que la propia Eva tuvo juicio propio y carácter suficiente para opinar sin necesitar a su marido en cuestiones estéticas, Gabo le prestó más atención a Perón. Al punto de escribir un punzante artículo, a fines de julio de 1952, titulado El Viudo. Original en cuanto a ver la circunstancia de la muerte de Evita desde el punto de vista del deudo: >>

 
 
     
 
     
 
     
OpiniÓn
Teenage lobotomy: Lobotomía a Eva Perón?
Lic. Pablo A. Vázquez


Pogueando de adolescente – y no tanto - en los recitales de Los Ramones repetía incesantemente la canción de Rocket to Russia, de 1977, Teenage lobotomy. Rabia e ironía se conjugaban con la imagen de una operación que se multiplicaba en películas de terror y documentales médicos.
Pero, ante recientes versiones periodísticas sobre una supuesta lobotomía efectuada a Eva Perón en 1952, parece que la canción de Joey, Johnny, Dee Dee y Tommy Ramone se volvería realidad en estas tierras con la Abanderada de los humildes.
Lobotomía a Eva Perón? Vamos por partes: El Dr. Daniel Nijensohn señaló, en el 2011, que el neurocirujano James L. Poppen le efectuó dicha intervención en Buenos Aires por pedido del presidente Perón.
Nijensohn citó a un cirujano húngaro George Udvarhelyi, quien declaró que había participado de una lobotomía que se le realizó a Eva Perón y que quien la realizó fue Poppen, célebre por haber operado a John F. Kennedy, de una hernia de disco en 1943.
También habría una asistente que corroboró la versión, unas radiografías faltantes que detallan la herida dejada, amén que el propio Poppen habría trabado amistad con el esposo de la paciente, del cual escribió el libro Perón, the man, de 1955.
Tales afirmaciones no se encuentran registradas en los trabajos biográficos de Raúl Matera, Raúl Mendé, Jorge A. Taiana, Jorge Alberto Albertelli y María Eugenia Alvarez, médicos de confianza de la pareja presidencial y, la última, enfermera personal de Evita. >>